Cómo Hacer Mermelada de Limón Casera:

Estimated read time 3 min read

La mermelada de limón casera es una delicia que captura el frescor y la acidez única de los limones en cada cucharada. Preparar esta deliciosa mermelada en casa es sorprendentemente fácil y requiere solo unos pocos ingredientes básicos. En este artículo, te guiaremos a través de una receta simple y rápida para que puedas disfrutar de la frescura del limón en forma de una mermelada deliciosa y versátil.

Ingredientes Necesarios:

  • 4 limones grandes (preferiblemente orgánicos para evitar pesticidas)
  • 2 tazas de azúcar granulada
  • 1 taza de agua

Instrucciones Paso a Paso:

Paso 1: Preparación de los Limones

  1. Lava bien los limones para eliminar cualquier residuo de suciedad o cera. Puedes usar un cepillo de cocina para frotar suavemente la piel bajo agua corriente.
  2. Ralla la cáscara de dos limones para obtener aproximadamente 2 cucharadas de ralladura de limón. Asegúrate de evitar la parte blanca, ya que puede ser amarga.
  3. Exprime el jugo de todos los limones para obtener alrededor de 1 taza de jugo fresco. Cuela el jugo para quitar las semillas y la pulpa.

Paso 2: Cocinar la Mermelada

  1. En una cacerola grande, combina el jugo de limón, la ralladura de limón, el azúcar y el agua. Lleva la mezcla a ebullición a fuego medio-alto, removiendo ocasionalmente para asegurarte de que el azúcar se disuelva por completo.
  2. Una vez que la mezcla hierva, reduce el fuego a medio-bajo y deja cocinar la mermelada a fuego lento. Cocina, removiendo regularmente para evitar que se pegue en el fondo de la cacerola, hasta que la mezcla se espese y adquiera una consistencia de mermelada. Esto puede llevar alrededor de 20-25 minutos.
  3. Para verificar la consistencia, coloca una pequeña cantidad de la mermelada en un plato frío. Deja que se enfríe durante unos minutos y pasa el dedo por encima. Si la mermelada se arruga y mantiene su forma, está lista.

Paso 3: Envasado y Almacenamiento

  1. Mientras la mermelada aún está caliente, viértela en frascos de vidrio esterilizados y séllalos herméticamente.
  2. Deja que los frascos se enfríen completamente a temperatura ambiente. La mermelada continuará espesándose a medida que se enfría.
  3. Almacena los frascos en un lugar fresco y oscuro. La mermelada casera de limón se puede conservar durante varios meses en el refrigerador.

Disfrutando de tu Mermelada de Limón Casera

La mermelada de limón casera es versátil y puede usarse de muchas formas deliciosas. Úsala para untar en tostadas, panes y galletas, o como relleno para pasteles y postres. También puede ser un acompañamiento perfecto para quesos y carnes asadas.

Ahora que has descubierto lo fácil que es hacer tu propia mermelada de limón en casa, puedes disfrutar del sabor fresco y vibrante del limón durante todo el año. ¡Anímate a preparar esta delicia y sorprende a tus seres queridos con un toque de frescura casera en cada bocado!

Post relacionados